miércoles, 27 de mayo de 2020

Estrategias Comisión Europea para el sistema alimentario.

La Comisión Europea aprobó la pasada semana dos nuevas estrategias con el fin de regular el sistema alimentario. A continuación se traslada un resumen con las novedades y precisiones introducidas por la Comisión en relación a cada una de estas estrategias. 

 
En primer lugar, la Estrategia “De la granja a la mesa” (Farm to Fork) a juicio de la CE tiene el objetivo de lograr que el conjunto del sistema alimentario de la UE sea más sostenible, desde la producción primaria de la agricultura y la pesca, pasando por la transformación agroalimentaria y los minoristas, hasta el comportamiento del consumidor. Esta estrategia se articula en torno a tres objetivos principales, con las siguientes medidas:
 
1. Reducir el impacto del sistema alimentario sobre el medio ambiente:
  • Reducción de un 50% del uso y el riesgo de plaguicidas químicos para 2030 y revisión de la Directiva sobre el uso sostenible de pesticidas.
  • Reducción de un 20% del uso de fertilizantes para 2030.
  • Reducción de un 50% de las ventas de antimicrobianos utilizados en la ganadería y la acuicultura para 2030.
  • Alcanzar un 25% de tierras agrícolas dedicadas a la agricultura ecológica para 2030.
  • Garantizar que el sistema alimentario contribuya a alcanzar el objetivo de neutralidad climática para 2050, según lo establecido en la propuesta de Reglamento "Climate Law" (la Comisión anuncia que presentará en septiembre de este año un Plan de acción para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 50% y un 55% para 2030 en comparación con 1990).
  • Reforzar la circularidad de los modelos económicos de los transformadores y los minoristas de alimentos, incluidos sus envases, en relación con el Plan de acción europeo para la economía circular.
2. Conseguir que el sistema alimentario sea más equitativo socioeconómicamente:
  • Garantizar los medios de subsistencia de los operadores económicos, en particular de los productores primarios.
  • Fortalecer la posición de los agricultores en la cadena de suministro y su capacidad para recibir una parte equitativa del valor añadido.
  • Aclarar las normas sobre competencia aplicables a las iniciativas colectivas destinadas a promover la sostenibilidad de las cadenas de suministro.
  • Incluir capítulos sobre desarrollo sostenible en todos los acuerdos comerciales firmados por la UE y aplicarlos de manera efectiva – además, la Comisión indica que todos los alimentos importados deben cumplir con las normas europeas.
3. Garantizar la seguridad alimentaria, proteger la salud y reducir el desperdicio de alimentos:
  • Desarrollar un plan de respuesta a las crisis destinado a garantizar el suministro y la seguridad de los alimentos, basado en las lecciones aprendidas de la crisis COVID-19.
  • Revisión de la reserva de crisis agrícola para que sea más operativa.
  • Introducción de obligaciones de etiquetado armonizadas con respecto al valor nutricional y al origen, a fin de satisfacer mejor las necesidades de información de los consumidores sobre los alimentos saludables y sostenibles;
La Comisión presentará antes de finales de 2023 una propuesta legislativa que establezca un marco para un sistema alimentario sostenible y también buscará alinear la próxima PAC – incluidos los Planes Estratégicos nacionales – con las ambiciones del Pacto Verde
 
La evaluación de la Estrategia "De la granja a la mesa" debería llevarse a cabo para mediados de 2023 a fin de determinar si se necesitan acciones adicionales para cumplir sus objetivos.

Por su parte, la Estrategia para detener la pérdida de biodiversidad en Europa y en el mundo contiene varias medidas directamente relacionadas con el sector primario, en particular:
  • Devolver a un mínimo del 10% de la superficie agrícola unos “elementos paisajísticos muy variados”.
  • Fomentar la agricultura ecológica y otras prácticas agrícolas que respetan la biodiversidad.
  • Devolver los polinizadores a las tierras agrícolas;
Además, esta Estrategia propone medidas transversales que también podrían tener un impacto directo o indirecto para el sector primario:
  • Transformar un mínimo del 30% de las tierras y mares de Europa en zonas protegidas administradas con eficacia.
  • Mejorar la salud de los bosques europeos y plantar 3 mil millones de árboles para 2030.
  • Definir objetivos vinculantes para regenerar los ecosistemas y los ríos degradados.
  • Mejorar la salud de los hábitats y especies protegidos de la UE.
  • Reducir la contaminación.
  • Hacer más ecológicas las ciudades.
En los próximos pasos está que el Parlamento Europeo y el Consejo aprueben estas dos Estrategias y los compromisos implícitos en ellas. 
 
Ante este proceso el sector platanero comunitario abordará próximamente las posibles consecuencias de estas estrategias para el sector, teniendo en cuenta además, el grado de exigencia real (reciprocidad) que se aplicará a terceros países, y la posibilidad de que las nuevas normas continúen ampliando la diferencia de criterios de producción a exigir entre los productores de plátano y los de banana

lunes, 11 de mayo de 2020

Subvenciones 2020, destinadas a la adopción de medidas de agroambiente y clima

El objetivo de estas ayudas es apoyar el desarrollo sosteniblede las zonas rurales y responder a la demanda creciente por parte de la sociedad de servicios ambientales mediante la promoción de prácticasagrícolas más  respetuosas con el medio ambiente y el paisaje, contibuyendo así al cumplimiento de los objetivos transversales de medio ambiente y mitigación del cambio climático y su adaptación al mismo.

Para solicitar la ayuda:


Sólo puede hacerse a través de la sede electrónica, por lo que es necesario DNI electrónico o certificado digital.

Los solicitantes que deseen asesoramiento pueden pedir cita previa en las Agencias de Extensión agraria.